sábado, 27 de septiembre de 2008

Escupidero de bolsillo


A continuación, un ejemplo de producto que ha quedado totalmente desfasado. Hoy en día no se escupe tanto... o como mínimo no está mal visto... o bueno, la gente lo hace en cualquier parte. La cuestión es que antes estaba mal visto escupir en público, por lo que lo más "in" era llevar un botellín en el que escupir.

Dotado de dos agujeros, podía irse llenando por el más pequeño, mientras que al final del día se vaciaba por el grande. Suponemos que no sería uno de esos gadgets que se pueden dejar: "disculpe caballero, ¿me prestaría usted su escupidero? Me lo he dejado en el carruaje".