miércoles, 18 de marzo de 2009

Limpiador de cerezas


Por lo visto hay gente a la que no le gustan las cerezas con hueso o que necesitan éstas sin el hueso para hacer pasteles, compotas o dios-sabe-qué-cosas. Hasta ahora solo tenías una opción, quitarles el hueso tú mismo, a mano. Pero, como he dicho, eso era hasta ahora.
Con el limpiador de cerezas con forma de muela (supongo que en honor al diente que te salvas cuando muerdes una cereza con hueso no dándote cuenta que tiene hueso) solo has de mete la cereza y presionar hacia abajo. El movimiento de la muela hará que el hueso caiga abajo, dejando la cereza deshuesada lista para ser comida o usada en la cocina.